Calefacción central o individual: ¿Qué es más eficiente?

Calefacción central o individual: ¿Qué es más eficiente?

Rate this post

Vienen las bajas temperaturas y los sistemas de calefacción están en el punto de mira. ¿Cual es la calefacción más eficiente? ¿Cómo ahorrar en la factura de la luz o el gas? Te contamos todo lo que necesitas saber para elegir la calefacción adecuada para tu hogar.

Para saber qué tipo de calefacción es más adecuada tenemos que valorar muchos factores: tipo de vivienda, zona en la que se ubica, personas que habitan en ella…. etc.

Más de la mitad de la energía que gastan las familias españolas se destina a calefacción o aire acondicionado, por eso, es tan importante adaptar estos sistemas para hacerlos eficientes, no solo por el gasto económico, sino también, por responsabilidad medioambiental.

¿Qué tipo de calefacción me conviene más?

Cuando compramos una casa, obtenemos el certificado energético de la misma, el cual nos indica si el tipo de ventanas de la vivienda aíslan del frío, si nuestra casa está protegida por otros edificios, si tiene entradas de luz, y otros aspectos que ayudan a ahorrar energía. Otro aspecto importante, es si la vivienda cuenta con sistema de calefacción central y cual es el gasto medio de este en invierno.

Una calefacción central se caracteriza por:

  • El calor proviene solo de una fuente que da servicio a varias viviendas que se encuentran en el mismo bloque o comunidad.
  • La caldera o bomba no se encuentra en el interior de la vivienda, si no en un emplazamiento común habilitado para este uso que cumple con unas determinadas normativas y reglas.
  • En vez de un mantenimiento por casa y un gasto de combustible individual, este gasto se realiza de forma comunitaria y es mucho más económico.
  • El periodo de uso de la caldera es acordado por todos los vecinos.
  • Su uso no es voluntario, si tu vivienda se encuentra en una comunidad con este tipo de calefacción, tendrás que abonar las costas de la misma aunque no quieras disfrutar de ella.

Cuando hablamos de calefacción central, lo más común son los radiadores, los cuales funcionan con agua caliente y se encuentran colocados de forma estratégica por toda la casa para calentarla. Este tipo de sistema también puede presentarse como secatoallas en el baño o como suelo radiante en toda la vivienda.

Este tipo de calefacción para zonas en las que hace mucho frío es un gran acierto, pues el principal problema que puede tener es que aunque podemos regular manualmente la temperatura en la mayoría de radiadores, muchas veces genera demasiado calor por acumulación y una sensación térmica poco agradable.

Una calefacción individual se caracteriza por:

  • Cada vivienda tiene su propio emisor de calor independiente
  • El mantenimiento y uso corre por cuenta del propietario
  • No es necesario pactar ningún horario de uso, puedes disponer de ella libremente
  • Puede adoptar muchos más sistemas que la central

En la opción individual tenemos muchas más opciones como por ejemplo la calefacción aerotérmica que consiste en la utilización de la energía del aire para climatizar los espacios, siendo una energía muy limpia y eficiente.

Además podemos utilizar también radiadores eléctricos, estufas de gas o incluso, radiadores de resistencia y ventilador.

Sistema central de uso individualizado

Este tipo de sistema es una especie de mezcla entre los dos tipos anteriores que ofrece las ventajas de ambos sistemas en uno solo y reduce también los perjuicios:

  • No existe una caldera común, se instalan contadores individuales para controlar el consumo.
  • Cada usuario paga en función de su consumo y no una cuota común previamente pactada.
  • Gracias a la instalación de válvulas termostáticas se puede regular la temperatura de cada estancia de forma individualizada e incluso, apagar la calefacción.
  • Los mantenimientos del sistema se hacen de forma conjunta y por lo tanto, más económica.

Cómo ahorrar en la calefacción de tu casa

Independientemente del tipo de calefacción existen algunos comportamientos que ayudan a hacer más eficientes nuestros sistemas:

  • Utilizar el combustible más eficiente posible, siendo el gas natural uno de los más ecológicos.
  • Colocar puentes térmicos en el aluminio de las ventanas que nos ayuden a aislar el frío, así como doble cristal si es posible.
  • Tener un buen servicio técnico y llevar un mantenimiento adecuado de los sistemas de calefacción.

En el caso de sistemas de calefacción central:

  • Sustituir las calderas que tengan más de 15 años por equipos nuevos.
  • Comprobar el estado de conservación de las chimeneas e instalar nuevas si fuera necesario.
  • Plantear la instalación de placas solares.
  • Renovar las tuberías por materiales con mayor índice de aislamiento.
  • Distribuir los muebles de la forma física más eficiente posible.

Otros tipos de calefacción individual

Dentro de los sistemas de calefacción preferidos por excelencia podemos encontrar también la calefacción con gas. Este sistema es bastante económico y potente aunque puede acarrear una serie de riesgos que es importante conocer antes de su uso:

En el caso de calderas, es muy importante llevar un mantenimiento periódico que garantice que no se está haciendo una mala combustión, lo que puede suponer acumulación de dióxido que puede ser seriamente perjudicial para animales y seres humanos en dosis altas.

El peligro de mala combustión, junto a una mala ventilación, en muchos casos puede resultar incluso mortal para las personas. Por esto mismo, es importante evitar fugas y sistemas en mal funcionamiento que puedan llevar a una situación peligrosa.

Estos sistemas de gas, pueden ser peligrosos siempre y cuando no se lleve a cabo un correcto mantenimiento de los equipos, si contamos con un mantenimiento profesional y periódico de los mismos no tenemos nada por lo que temer.

Buena convivencia en la comunidad

Siempre que se utilicen sistemas colectivos de calefacción además de las características de los mismos, tenemos que tener en cuenta preservar el buen clima vecinal.

Asistir a las juntas, acatar los acuerdos acordados en junta y respetar la opinión de los demás son pilares fundamentales para este propósito común y para que todo funcione correctamente.

Un administrador de fincas, siempre puede ayudarnos en la mediación vecinal, sobre todo en temas controvertidos como pueden ser los acuerdos colectivos de cualquier índole.

4 comentarios en “Calefacción central o individual: ¿Qué es más eficiente?”

  1. He leído detenidamente el artículo y estando de acuerdo tengo que decir que me parece carísimo el precio del agua caliente. Hasta que llega a la vivienda caliente se desperdicia muchísima agua y el precio se dispara. Me desespera tanta agua tirada en balde.

    • Buenos días Inmaculada y feliz año!! tiene mucha razón en cuanto al desperdicio de recursos, en muchas ocasiones diarias desperdiciamos grandes cantidades de agua sin darnos cuenta y esto es un problema de índole económica y ambiental. Estaremos atentos a cualquier novedad relacionada con la eficiencia y optimización de recursos en el hogar para publicar algún artículo sobre ello. Muchas gracias por su aportación.

  2. Sobre el agua del calentador hasta el baño o ducha. Cuando hay distancia desde la caldera de calentador hasta el baño-ducha, etc., es conveniente poner una vasija de tamaño adecuado, para recoger el agua fría hasta que llegue la caliente. El agua fría recogida puede utilizarse para echar al inodoro y evitar descargue de cisterna cuando sea necesaria o para otros usos.

Deja un comentario