Seguro con franquicia: ¿Qué significa exactamente?

Seguro con franquicia: ¿Qué significa exactamente?

Rate this post

El seguro de la comunidad es imprescindible para evitar contratiempos como incendios, filtraciones por agua y daños a terceros. Uno de los conceptos más importantes a tener en cuenta cuando vamos a contratar este tipo de pólizas es la denominada franquicia. A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este concepto de la póliza y cuáles son las mejores opciones para proteger tu comunidad de un imprevisto.

¿Qué es la franquicia de una póliza?

Es posible que si has suscrito un seguro de cualquier tipo últimamente te suene el concepto de franquicia y es que, la mayoría de seguros lo incluyen como protección a la parte aseguradora ya que, este importe es la cantidad deducible de la indemnización en caso de siniestro, es decir la parte del siniestro que corre por cuenta del asegurado.

Para entenderlo mejor podemos ver un ejemplo:

Una comunidad contrata un seguro con franquicia de 300 euros. Imaginemos que, por un temporal se producen filtraciones y daños por agua por valor de 1000 euros. En este caso, la aseguradora indemnizará únicamente por valor de 700 pues la parte restante (300€) corresponde ser satisfecha por la comunidad.

Aplicaciones e importe de la franquicia

La franquicia en los seguros de comunidades, se aplica generalmente a los daños por agua o responsabilidad civil. Si embargo, también puede aplicarse de forma general a todas las coberturas aseguradas independientemente de su naturaleza.

La franquicia será un importe genérico establecido por la compañía en función de los factores reguladores internos que esta tenga y sin ningún tipo variable para su cálculo. Por lo que, podemos encontrar distintos importes de franquicia en función de la compañía. Sin embargo, el año de construcción si puede afectar al cálculo de este importe por la amplitud del riesgo para la aseguradora que supone un edificio antiguo.

Aunque no existen importes preestablecidos para el cálculo de las franquicias si existen unos indicadores en función de la edad del edificio que nos pueden servir de guía:

Edificios de 15 a 19 años tienen una franquicia aproximada de 90 euros

Edificios de 20 a 24 años tienen una franquicia aproximada de 125 euros

Edificios de 25 a 29 años tienen una franquicia aproximada de 160 euros

Cuando los edificios tienen más de 30 años la franquicia depende total y absolutamente de la política de costes que tenga la compañía.

Tipos de franquicias que existen

Generalmente, se pueden aplicar dos tipos de franquicia:

Franquicia de tipo fijo: Es la más común y consiste en una cifra exacta la cual, es conocida por el asegurado y no se modificará por razones asociadas al siniestro, lo cual significa que independientemente de los gastos siempre se pagará la misma cantidad.

Franquicia de tipo porcentual: En este tipo de franquicia, el asegurado asume un porcentaje sobre el montante a indemnizar, lo que significa que si la cifra del daño es baja este porcentaje también lo será, sin embargo, si es una cantidad alta el asegurado tendrá que hacerse cargo de una suma considerable. Este tipo de franquicia puede ser interesante en otro tipo de seguros cuyo riesgos económicos son menores como por ejemplo un coche, pero en cuestión de comunidades supone un gran riesgo para los propietarios.

¿Cuándo se incluyen las franquicias en los seguros de la comunidad?

Como hemos comentado anteriormente no existen unas tablas o requisitos concretos para incluir la franquicia o no en el seguro de la comunidad, pero la mayoría de las compañías aseguradoras lo hacen en función de la antigüedad y estado de conservación del edificio. Es por esto, que, cuando un edificio tiene más de 30 años tendrá franquicia a no ser que el edificio haya tenido reformas estructurales.

Es importante tener claro, que las franquicias son una práctica más que común de las aseguradoras y que, por tanto puede ser difícil encontrar un seguro que no las incluya como condición particular del mismo.

¿Cómo evitar una franquicia en el seguro de la comunidad?

No hay una fórmula magistral para evitar las franquicias, sin embargo, si es posible reducirlas e incluso olvidarnos de ellas si hacemos obras de mantenimiento en la comunidad como arreglos en la fachada o en el sistema de saneamiento.

Siempre tenemos que tener en cuenta, que, además de por el seguro de la comunidad las obras de reparación y mantenimiento de la comunidad son importantes para aumentar el valor de nuestra propiedad una comunidad cuidada siempre aumenta el valor de venta de un bien inmueble, pudiendo alcanzar este aumenta un 20% en relación a otro edificio de iguales características con un mantenimiento deficiente.

Consejos a la hora de elegir un buen seguro para la comunidad

El seguro de la comunidad puede librarnos de un montón de problemas y por eso es importante saber de qué estamos hablando cuando se trata de elegir un seguro para algo tan importante como la comunidad.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que muchas veces lo más importante no es el precio. Escatimar en coberturas puede suponer un perjuicio directo a nuestra casa y además un desembolso de dinero alto que puede trastocar la economía doméstica, sin tener en cuenta los daños que pueden sufrir los miembros de nuestra familia por causas totalmente ajenas a nuestro poder como por ejemplo temporales.

Otros conceptos importantes a tener en cuenta si vamos a contratar un seguro para la comunidad

Otro concepto importante a tener en cuenta cuando vamos a contratar un seguro además de la franquicia es el de infraseguro. Un infraseguro consiste en una cobertura de gastos por debajo del valor real. Es decir, que la suma que hemos incluido en la póliza es menor a lo que vale lo asegurado.

Esto es mucho más común de lo que puede parecer y puede también suponer un gran problema si sucede un siniestro. En el caso de la comunidad, puede ser una derrama cuantiosa para hacer frente a los importes que la póliza no va a cubrir.

Por ejemplo: han habido daños por agua por valor de 12.000 €, si nosotros hemos contratado un valor de 9.000€ en la póliza, la comunidad tendrá que hacerse cargo de los 3000€ restantes.

Independientemente del seguro que se vaya a contratar, siempre es interesante consultar a una correduría especializada para que nos aconseje y busque las mejores coberturas y precios para nosotros.

 

 

 

 

 

Deja un comentario