Una comunidad de propietarios es a efectos de hacienda una entidad en régimen de atribución de ventas, por lo que puede tener obligaciones tributarias como beneficios por alquiler o venta de zonas comunes (en el caso de porterías arrendadas o vendidas) y también obligación de pago de rendimientos profesionales si tiene algún trabajador contratado.

¿Cómo saber si mi comunidad tiene obligaciones de pago o derechos de cobro? Además de los casos expuestos anteriormente, si la comunidad tiene publicidad en zonas como la fachada o la azotea y dispone de antenas telefónicas en régimen de arrendamiento (la empresa paga por tener la antena en la comunidad) también deberá liquidar el IVA correspondiente porque hacienda lo considera una actividad empresarial.

Más del 20% de las comunidades, incurren en alguna infracción por estar mal administradas.

Otros casos en los que la comunidad tiene obligaciones tributarios son: cuando ha recibido una subvención ( por ejemplo, para instalar un ascensor) y cuando haya tenido operaciones con terceros que superen los 3.005,06 € (se debe presentar el modelo 347). Muchas comunidades desconocen esta obligación implantada hace ya 5 años (desde 2014 es obligatorio rellenar este modelo) y pueden enfrentarse al pago de sanciones administrativas de altas cifras.

Además de los supuestos en los que la comunidad tiene la obligación de tributar a hacienda, también es obligatorio el uso del certificado digital (también conocido como firma electrónica) el cual es un buzón virtual en el que los organismos públicos envían las notificaciones importantes, Este servicio debe darse de alta en hacienda y ser puntualmente controlado por la persona que lleve la gestión de la comunidad pudiendo acarrear grandes problemas de no ser así.

¿Cómo solucionar estos temas? La mejor solución para todos estos asuntos, es tener un buen administrador en la comunidad, un profesional que tenga el respaldo de una gran empresa que vaya a hacerse cargo y ofrecer responsabilidades en caso de incumplimiento de obligaciones.

Muchas veces, miramos únicamente el precio de una administración de fincas y ahorrarnos un par de euros al mes, puede suponer un gran desembolso el día de mañana. Busca un administrador de fincas eficiente, no tiene porqué ser el más caro, pero tampoco debes elegirlo solo por precio.

Las comunidades de vecinos pueden ser un verdadero caos si el administrador de fincas es nulo o inexistente. En muchas de ellas, la mayoría de vecinos ni siquiera conoce a su administrador/a.

El administrador, debe ser una figura cercana y una solución al alcance de los vecinos. ¿Cuáles son las funciones de un administrador?

El administrador debe, ante todo, ser accesible y estar disponible a los vecinos de las comunidades que administra una duda muy recurrente en estos casos es si, las comunidades con un gran índice de morosidad tienen el mismo derecho a disponer de los servicios del administrador que una al corriente de pago. Pues bien, aunque es un problema de sostenibilidad para la administración de fincas y para los propios vecinos si cuentan con los mismos derechos que las demás.

Algunas de las funciones más comunes de las que se encarga un administrador de fincas son:

1.- Tiene que encargarse de que todo funciona correctamente en la comunidad, que sus instalaciones están bien cuidadas y que están puestos los comunicados pertinentes.

2.- Tiene que convocar, preparar y presidir las juntas ordinarias de vecinos siempre en compañía y con el apoyo del presidente de la comunidad y presentar el estado de gastos ofreciendo soluciones de ahorro en servicios y suministros comunes.

3.- Debe gestionar las incidencias, reparaciones, y demás imprevistos que puedan suceder en la comunidad de forma rápida y eficiente.

4.- Ejecutar los acuerdos adoptados en las juntas, efectuar los pagos pertinentes y custodiar los documentos de la comunidad.

Un administrador de fincas, al final es quien debe encargarse de todo lo necesario para que la comunidad funcione y los vecinos no tengan que preocuparse de nada más que de pagar las cuotas.

Y tú, ¿Conoces a tu administrador?

En Aresi nos gusta apostar por el futuro profesional de estudiantes y becarios, dando a estos la oportunidad de crecer dentro de una empresa fuerte y especializada en la que pueden desarrollarse como profesionales.

La mayoría de nuestra plantilla, comenzó de esta forma en la empresa y fue evolucionando gracias a los sistemas de promoción interna que ofrecemos. Nos gusta premiar el esfuerzo, para nosotros no un valor añadido, si no una característica impepinable de cualquier profesional que suponga una inversión acertada en la empresa en la que preste sus servicios.

¿Por qué apostar por gente sin experiencia? Por que creemos en las personas, sabemos lo importante que es formar y dar oportunidades a los jóvenes, apoyando la formación y la disciplina. Esto no significa por otra parte, que solo contratemos a becarios como empleados, ya que, como cualquier gran empresa buscamos siempre perfiles muy dispares para puestos con necesidades muy diferentes entre si.

El sector de la administración de fincas es un sector muy interesante que ofrece grandes oportunidades de negocio a quienes se aventuran en el. Para nosotros, sin lugar a dudas, la mayor oportunidad de este es poder tratar con las personas.

Somos especialistas en convertir simples viviendas en hogares, en cuidar a las personas y en mejorar el valor de las propiedades de nuestros clientes. Por que, una comunidad bien cuidada puede ser una gran diferencia en el valor de los pisos que la componen y suponer también la diferencia entre un precio de venta ajustado y uno interesante.

¿Te interesa conocernos? Sigue nuestro blog y redes sociales o visita nuestra página web.

¿No sabes como afecta el control horario como trabajador? A continuación te despejamos algunas de las dudas más comunes.

La entrada en vigor del control horario en las empresas, ha generado un sinfín de dudas entre trabajadores y empresarios. Cuáles son los términos que establece la ley para este control de horas y cómo cumplir con las exigencias de esta son algunas de las premisas que más preocupan a trabajadores y empresas.

La realidad, es que actualmente el decreto deja lugar a interpretaciones libres o no reguladas de forma específica en su redacción, lo que supone un desconcierto general entre quienes deben hacer cumplir la ley.

El objetivo de este control horario, según anunció el gobierno es el control de las horas extraordinarias no cotizadas y la protección de los trabajadores, los cuales, no deben estar bajo ningún concepto presionados a realizar horas extraordinarias sin remuneración. ¿Significa esto que no pueden hacer horas extra voluntarias? A continuación, te despejamos algunas de las dudas más comunes:

1.- Multas por no aplicar la ley. ¿Qué multa puede tener que abonar mi empresa si no respeta la ley? Las multas por incumplimiento de este decreto oscilan entre los 600€ y los 6250€.

2.- Registro de entradas y salidas. ¿Qué método debo seguir? La ley no establece ningún método, así que, la elección de elementos de control es una decisión unilateral del empresario.

3.- Descansos. Sí, los descansos para comer, tomar un café o fumar un cigarro deberían estar registrados aunque en este caso la ley, solo obliga a registrar los descansos entre jornada. (comidas)

4.- Horas extraordinarias por propia voluntad. La ley no establece que un trabajador no pueda trabajar fuera de su horario si el quiere hacerlo por propia voluntad, pero deberá dejar constancia por escrito de ello.

5.- Geolocalización.– La geolocalización podrá ser una herramienta de control voluntaria en trabajadores que tienen trabajo fuera de la oficina, pero en ningún caso podrá obligarse al trabajador a estar localizado en contra de su voluntad.

6.- Trabajo por E.T.T. Los trabajadores contratados a través de una E.T.T deberán realizar el registro de sus horas en la empresa de destino.