administrador de fincas del futuro

Hace ya algunos años desde la crisis sanitaria que transformó nuestras vidas y hábitos de consumo en 2020, la llamada crisis del Coronavirus. Hoy en día, mirando hacia atrás intentamos reflexionar sobre si estos cambios que se implantaron han sido positivos para nuestras vidas profesionales y familiares.

Es difícil determinar cómo hubiera sido nuestra vida sin la aparición de este virus, sin los momentos que pasamos confinados y sobre todo sin los cambios que observamos durante este período y el posterior escenario que nos obligó a reinventar nuevos modelos de vida y económicos para adaptarnos al mundo una vez más.

Cómo eran y cómo son las comunidades de propietarios

Durante la crisis de 2020 uno de los puntos claves para contener la extensión del virus fue el aislamiento social, una medida que obligó a reinventar la forma de gestionar las comunidades de propietarios. Los administradores de fincas, nos encontramos en un escenario que necesitaba la toma de medidas urgentes y el aprendizaje continuo para continuar prestando nuestros servicios.

Un nuevo modelo de junta de propietarios

Durante la pandemia, ya se planteaba un nuevo escenario digital para la celebración de juntas de propietarios que terminó convirtiéndose en una realidad.

Una realidad que hizo posible flexibilizar los horarios de las juntas y transformar la profesión del administrador de fincas. Los propietarios demandaban la celebración de juntas online y en horarios que pudieran ser compatibles con su vida profesional.

Una vez más, los administradores de fincas estuvimos a la altura.  ¿Cómo? Muy sencillo, tuvimos que prestar soportes tecnológicos para poder atender esta demanda de juntas online, adaptando nuestros horarios a estas nuevas convocatorias, facilitar medios de pago telemáticos, gestión de firmas a distancia y todo lo necesario para reducir el contacto presencial en la medida de lo posible.

¿Cómo afectó esto a la administración de fincas?

Ahora existe una concepción totalmente distinta a la que manejábamos en 2020, la administración de fincas es un sector 100% online en el que los propietarios contactan entre ellos a través de las aplicaciones de su administración, cuelgan anuncios en tablones virtuales y acuden a la junta desde la comodidad de su casa y en cualquier emplazamiento sin tener que estar presencialmente en espacios reducidos como rellanos o fríos y húmedos garajes colectivos. 

Otro punto importante de esta transformación, ha sido a nivel financiero y de comunicación, una vez implantado y asentado el sistema de pagos online, las cuentas de las comunidades de propietarios gozan de mejor salud, reduciéndose ligeramente la morosidad y los riesgos de trabajar sin factura. 

¿Qué pasó con la cercanía entre administrador de fincas y presidente?

Lejos de lo que pudiera aparentar en un pasado próximo, se vio reforzada de igual manera que las comunicaciones entre familiares lejanos o entre amigos de toda la vida: el online hizo posible prestar un servicio a las comunidades en el que la inmediatez y la disponibilidad fueron señas de identidad. 

Cómo nos afectó esta crisis como sociedad

Como era de esperar nuestro mundo y economía de libre mercado no estaban preparados para este tipo de crisis y sufrimos unos meses muy duros de adaptación, una adaptación que nos hizo ser una sociedad mucho más preparada para compartir el mundo en vez de dominarlo pues el medio ambiente y la sostenibilidad, fueron factores clave de las nuevas políticas de recuperación.

El Coronavirus dio lugar a la creación de instituciones multilaterales para la colaboración entre países y a una percepción económica menos agresiva convirtió el patriotismo en una nueva forma de solidaridad y preocupación por el medio ambiente que impregnó los discursos políticos con temas que anteriormente habían pasado desapercibidos, dejando en segundo plano los mensajes de odio. 

El consumo de productos de proximidad, transporte público menos contaminante y el turismo de cercanía fueron sin lugar a dudas otros de los puntos positivos que trajo consigo aquel virus que nos mantuvo encerrados durante varias semanas aplaudiendo por los balcones y aprendiendo lecciones de humanidad. 

 

 

cierre de zonas comunes

Tras la entrada en vigor de la permisión para la salida a la calle de menores de 14 años se plantean grandes dudas en relación a cuáles son los aspectos a tener en cuenta y cómo afecta esto a las zonas comunes de las comunidades de propietarios. A continuación con todo detalle la postura de los administradores de fincas al respecto. 

¿Cómo afecta la salida de los niños  a las zonas comunes de las comunidades de propietarios?

Muchas comunidades de propietarios tienen zonas de juego infantil, y la pregunta que nos viene a la mente al pensar en este tipo de zonas es la siguiente: ¿Puede ser una opción para estos «paseos»?

Pues bien, tal y como recomiendan los diferentes Colegios Oficiales de Administradores de Fincas de España, este tipo de zonas comunes deben de continuar cerradas, ya que además de ser un foco importante de contagio por el contacto social, las Autoridades Sanitarias no se han manifestado al respecto. 

Aunque nos encontremos en la situación de que salimos con nuestros pequeños a la urbanización y no encontramos más niños en ellas, es nuestra responsabilidad no utilizarlas de momento, pues aunque estas puedan no encontrarse precintadas es nuestra responsabilidad como padres y propietarios proteger a nuestros hijos de un posible contagio.

Los niños pueden salir a la calle

Desde el pasado domingo 26 de abril, el gobierno permite la salida de los menores de 14 años acompañados por 1 progenitor o por un cuidador para paliar los efectos del confinamiento en los más pequeños y con el ánimo de hacerles esta carga más llevadera. Por supuesto, cumpliendo una serie de requisitos para evitar un posible repunte de los casos de contagiados por COVID-19.

Las normas que deben cumplirse para poder realizar estos paseos, según el Ministerio de Sanidad, son las siguientes:

Regla de los cuatro unos:

Para simplificar de forma sencilla los requisitos que deben cumplirse para realizar estos paseos el Ministerio de Sanidad, establece estos cuatro principios:

  1. Solo podrá acompañar al menor 1 adulto. Es decir, el menor de hasta 14 años deberá salir en compañía de uno de sus progenitores o familiar directo, o en su defecto de un cuidador que pueda acreditar esta condición aunque este no conviva con el menor. Esto no significa que pueda salir 1 adulto por cada niño, en el caso de varios menores, estos solo podrán ir acompañados de 1 solo adulto. 
  2. Solo está permitida 1 salida al día, evitando además todo tipo de acercamiento social por lo que no está permitido reunirse en lugares públicos con otros padres, o juntar a varios niños en áreas de juego.
  3. La duración del paseo deberá ser de máximo 1 hora.
  4. Los paseos podrán realizarse en un área máxima de 1 km de distancia con el domicilio familiar, para calcular esta distancia podemos utilizar herramientas como Google Maps.

¿Cómo puedo medir 1 km de distancia?

Calcular una ruta de 1 kilómetro hoy en día es muy sencillo gracias a herramientas como Google Maps.  Para planificar un paseo de esta longitud lo que debemos hacer es planificar una ruta entre dos puntos. 

Primero nos situamos sobre nuestra dirección, y con el botón derecho del ratón hacemos click en «Medir la distancia» una vez hemos seleccionado esta opción, veremos que de forma automática la aplicación va calculando la distancia hacia cualquier punto que toquemos con el cursor en el mapa.

Otras medidas de precaución

Además de las restricciones preventivas de los paseos, deben aplicarse las medidas de prevención que veníamos tomando durante cualquier salida al exterior del domicilio familiar:

Lavar las manos antes y después de ir a la calle durante al menos 20 segundos con gel desinfectante o jabón.

-Portar mascarilla para evitar la expansión del virus

-Llevar guantes tanto niños como adultos, para evitar contagios por contacto con superficies infectadas.

Una buena higiene en casa y el cumplimiento de las normas publicadas por las autoridades en la materia, son indispensables para combatir este virus, todos tenemos muchas ganas de salir a la calle, pero debemos ser conscientes de que el precio a pagar por no cumplir las normas en este caso es demasiado alto para todos.

Llevamos más de un mes desde que se decretara el estado de alarma y surgen muchas preguntas más allá de la recuperación sanitaria y la vuelta a la rutina ¿Cómo será todo después de la pandemia? ¿hablamos de crisis económica o recesión? Podemos leer muchas distintas opiniones sobre el tema pero ¿Es realmente tan grave como se predice? A continuación te contamos algunas de las expectativas tras la vuelta a la normalidad.

Vuelta a la normalidad

Una vez aplanada la curva de contagio de la enfermedad, los diferentes gobiernos deben establecer un plan de vuelta a la normalidad progresivo. Si bien, existen algunos sectores que estarán más sujetos al detrimiento económico tras la crisis no todo es tan negro como lo imaginamos. 

Una vez se haya controlado la curva de contagios, es momento de plantearse cómo volver a la normalidad, salir a la calle, volver a los trabajos y sobretodo mantener el estado de ánimo y poner a prueba nuestra capacidad de resiliencia.

Se estima que la vuelta a los trabajos sea progresiva, volviendo a la rutina aquellas personas cuyos trabajos supongan servicios esenciales en primer lugar y postergando de igual manera aquellos trabajos que se pueden realizar de forma telemática para evitar un repunte de la enfermedad.

Esta situación a afectado a muchos países, y el confinamiento hará que, tanto el PIB mundial como el mercado laboral se vean afectados por ella, Pero, ¿Cual será el siguiente paso? 

España frente al Coronavirus

Es evidente que la recuperación de la economía frente al Coronavirus no será inmediata pero aún así,  se prevé que la recuperación sea mucho más rápida que en crisis anteriores debido a que el motivo principal de esta recesión es un factor externo y no un problema de la economía en sí misma. Además de esto, la colaboración de Europa como una única unidad económica juega un papel fundamental en esta recuperación.

Sin embargo, no tenemos que ver el futuro con miedo o asumir que todo está perdido. Algunas agencias de rating como Axesor, tal y como señala el periódico online ABC, ha mantenido que «Tras una caída del PIB estimada en el 5.5% para este año tras la superación de la crisis repuntará un crecimiento aún mayor en torno al 5.9%». Lo que supone una caída para 2020 recuperada en tan solo 1 ejercicio económico. 

El medio online ABC, también señala que, «Muchos organismos coinciden en  que la recuperación de la economía será en forma de U en el escenario más probable». 

El administrador de fincas una profesión esencial

Tanto El Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Alicante como muchos medios informativos entre ellos el Diario Información de Alicante, coinciden en señalar que la profesión del administrador de fincas juega un papel fundamental durante el confinamiento.

De igual manera que otras  profesiones consideradas esenciales por su relevancia en la vida cotidiana de las personas, la figura del administrador de fincas garantiza el buen funcionamiento de una comunidad de propietarios, la gestión del personal que trabaja en la misma o la garantía de unos servicios mínimos de cobertura en casos de emergencia.

Tal y como ha expresado el Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Alicante en el medio local Diario Información los administradores de fincas han tenido que volcarse en negociaciones para hacer posible que los administrados «Puedan disfrutar de sus hogares, sabiendo que a un golpe de teléfono tendrán a su administrador colegiado para resolverles cualquier problema (…) haciendo frente a situaciones que generan nervios y tensiones».

Mucho más que un administrador de fincas

Desde Aresi, comprendemos que nuestro trabajo ahora mismo es una aportación que puede suponer una gran diferencia en la calidad de vida de las personas que han confiado en nuestra gestión para proteger el estado y funcionamiento de su entorno de vida, y esto, nos hace sentirnos orgullosos de nuestro trabajo y ver el futuro como una oportunidad de lucha conjunta con grandes expectativas de éxito. 

Muchas gracias a todos los que de alguna forma, apoyáis y valoráis nuestro esfuerzo para garantizar que todo funcione correctamente. 

Las autoridades sanitarias y el Gobierno de España, comunican que durante el confinamiento las personas que salgan a la calle deberán llevar mascarillas. Pero, ¿Sirven todas las mascarillas igual? A continuación te explicamos qué tipos de mascarilla puedes encontrar y cómo protege cada una de ellas. 

Tipos de mascarilla que podemos encontrar

Uno de los artículos de moda actualmente, son las mascarillas. Actualmente y debido a su alta demanda, podemos encontrar que en muchas farmacias no tienen stock o es limitado, e incluso podemos también encontrar con que sus precios se han disparado. 

Existen varios tipos de mascarillas y no todas tienen la misma funcionalidad ni resistencia ante el virus. Las más comunes que podemos encontrar a cuentagotas en los establecimientos o de las que podemos disponer son las siguientes:

Mascarillas FFP

Este tipo de mascarillas son las más eficaces (con hasta un 92% de eficacia de protección frente al virus) y protegen tanto de su expansión como del contagio. Esto se debe a que este tipo de mascarillas tienen un sistema de filtrado de aire que no deja pasar al virus. 

Marcarillas quirúrgicas

Son las más comunes, las destinadas para las cirugías y otros procedimientos sanitarios. Podemos encontrarlas planas o aplisadas y llevarán un alambre en una de sus partes.

Este tipo de mascarillas, son desechables y tienen un tiempo de vida estimado de 8 horas. Por lo que, debemos desecharlas una vez las hemos utilizado. En cuanto a su garantía frente al virus, estas mascarillas hacen posible evitar la propagación, es decir que aunque no protegen totalmente a la persona de ser contagiada si evitan que una persona con el virus lo propague. Por lo que, si todos utilizamos este tipo de mascarillas una vez que salimos a la calle, el riesgo debe ser mínimo. 

Mascarillas hechas en casa

Si no tienes la posibilidad de adquirir mascarillas profesionales o bien, no las suficientes como para cambiarla cada vez que bajas a la calle una buena opción es la mascarilla casera (no hay que confundir con pañuelos de tela u otras prendas)

Este tipo de mascarillas son cosidas y elaboradas con tela u otros materiales de los cuales dependerá su eficacia, si el material es lo suficientemente grueso para evitar que el virus lo atraviese, entonces evitará la propagación.

¿Cómo y cuándo utilizar la mascarilla?

Una vez tenemos la mascarilla, hay que tener en cuenta además cómo y cuándo debe utilizarse. Debemos de utilizarla siempre que salgamos a la calle y para evitar riesgos tenemos que seguir las siguientes indicaciones de la Organización Mundial de la Salud: 

  • Antes de ponernos la mascarilla, siempre tenemos que lavar bien las manos con alcohol o agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Debemos colocar la mascarilla de forma que cubra perfectamente la nariz y la boca, asegurándonos que no queda espacio entre nuestra cara y la mascarilla.
  • Durante su uso, no debemos tocarla. En caso de hacerlo, bajo ningún concepto tendremos que tocarnos la cara y siempre tendremos que volver a lavar las manos con agua y jabón o en su defecto, algún gel desinfectante con alcohol.
  • Hay que utilizar solo las cuerdas para sujetar la mascarilla al colocarla.
  • Debemos cambiarnos la mascarilla cada vez que salimos a la calle, o en su defecto cuando la encontremos húmeda.
  • Las mascarillas utilizadas, deben desecharse en un recipiente cerrado. 

Aunque las mascarillas quirúrgicas que son las más accesibles no protegen del contagio, si lo hacen de la propagación, por lo que es muy muy importante que todos las llevemos cada vez que salgamos a la calle, porque aún no presentado síntomas podemos ser portadores del virus y no saberlo.

Uso de guantes, responsabilidad de todos

Para extremar las precauciones es importante que siempre que vayamos a hacer la compra, llevemos además guantes desechables. Una vez terminada la compra, estos guantes deben ser desechados correctamente y jamás lanzados al suelo pues suponen un riesgo para la salud de todos.

Controlar y parar la enfermedad, es cosa de todos.