Derramas en la comunidad: ¿Qué pasa si un vecino no paga?

Derramas en la comunidad: ¿Qué pasa si un vecino no paga?

Rate this post

Las derramas de la comunidad pueden ser un problema de convivencia en muchas ocasiones, imposibilidades de pago, vecinos que no están de acuerdo, y muchas otras situaciones problemáticas. 

La comunidad de propietarios es la unión de las personas que viven en un mismo edificio y poseen una propiedad en él, la ley de propiedad horizontal reconoce a esta como una entidad jurídica y física simultánea, actuando en algunas ocasiones como el primer caso (a través de la figura del presidente) y en muchas otras como el segundo.

En ningún caso la comunidad de propietarios tendrá responsabilidad limitada como la podría tener una empresa, si no que, la responsabilidad frente a los pagos, recae sobre cada uno de los miembros que la componen de igual forma que los derechos por ingresos. De esta forma, los vecinos están obligados a afrontar los gastos y a aceptar de forma personal frente a deudas o ingresos.

Derechos del propietario

Ser propietario significa mucho más que la simple propiedad de un piso, constituye una serie de derechos y deberes relativos a la pertenencia de una comunidad de vecinos:

Juntas

El propietario podrá asistir a las juntas, realizar propuestas en ellas y votar siempre que esté al corriente de pago.

Información.

El propietario tiene el derecho a estar informado sobre el estado contable y del general funcionamiento de la comunidad.

Participación

El propietario podrá ser partícipe de cualquier decisión de la comunidad.

Obras

Podrá realizar obras en su casa siempre que cumpla con la normativa exigible.

Presidencia

Podrá ser elegido y elegir al presidente de la comunidad,  en junta de propietarios.

Deberes del propietario

Respeto

El propietario estará obligado a respetar las instalaciones de la comunidad, y permitir que se hagan obras en su vivienda si así lo necesitara la comunidad para su buen mantenimiento. 

Información

Deberá comunicar su domicilio a efectos de información al presidente o secretario

Gastos

Tienen la total obligación de participar en los gastos comunes para el mantenimiento del edificio.

La obligación más relevante del propietario, es por tanto, participar en las denominadas derramas.

Casos en los que se plantean derramas en la comunidad de propietarios

El propietario debe realizar distintos tipos de aportaciones económicas a la comunidad, por una parte, los gastos ordinarios y por otra parte, los extraordinarios, también conocidos como derramas.

Gastos ordinarios

Los gastos ordinarios son gastos inherentes al edificio por su uso y disfrute, como por ejemplo los gastos de suministros de luz, agua, etc o los de mantenimiento de las instalaciones. Estos gastos están incluidos en las cuotas comunitarias y deben ser atendidos de forma obligatoria por todos los propietarios en el periodo que se haya dispuesto para ello. 

Gastos extraordinarios o derramas

Los gastos ordinarios son todos aquellos gastos que son generados por alguna situación puntual y que beben ser abonados de forma complementaria a los gastos fijos. Generalmente se llaman derramas y suelen corresponder a:

Rehabilitaciones

Rehabilitaciones que deben llevarse a cabo para mantener el buen estado del edificio o alrededores.

Gastos judiciales

Derivados de reclamaciones a vecinos por incumplimiento de sus obligaciones (como por ejemplo gastos judiciales por reclamación de deuda).

Indemnizaciónes

Soporte de pagos de indemnizaciones a propietarios como consecuencia de algún perjuicio ocasionado con culpa de la comunidad.

¿Quién debe pagar una derrama?

La derrama es una obligación inherente al hecho de ser propietario, y debe de ser atendida por todos y cada uno de los propietarios de la finca, sin excepción alguna por causas económicas o familiares. El hecho de no atender una derrama supondrá un perjuicio a la comunidad.

La comunidad  de propietarios es quien se encargará de comunicar la derrama a los propietarios y reclamar su pago en el tiempo acordado. En primera instancia, este pago es de buena fe y soportado de forma solidaria entre los vecinos. 

Impago de derramas

Si tras la adscripción del gasto en junta y la comunicación del mismo a los propietarios asistentes o no a la junta, esta cantidad no es satisfecha por alguno de los obligados (propietarios) la comunidad tendrá que proceder a realizar el proceso de reclamación.

En primer lugar, tendrá que exigir su pago de forma extrajudicial a quien corresponda, dando facilidades de tiempo si es necesario a fin de evitar la vía judicial por todos los medios, pero sin aceptar otro pago que el dispuesto en junta.

Si tras este primer contacto amistoso el deudor sigue sin atender la deuda, los propietarios deberán reunirse de nuevo y certificar el impago a través del acta de una nueva junta de vecinos celebrada o no a tal efecto como objetivo principal.

Este reconocimiento de la deuda de un propietario por parte de la comunidad, es el primer paso para la reclamación judicial, la cual seguirá con una denuncia en el organismo local competente de los juzgados en función de la localidad donde se encuentre la finca y podrá terminar con la celebración de un juicio monitorio y la existencia de una sentencia en firme de pago. 

Prevención y responsabilidad ante las derramas

Existen casos de insolvencia, en los que es difícil por las características del deudor, cobrar la deuda de forma rápida y eficaz. Pero, en la mayoría de los casos a través de la gestión de un profesional, no suele haber problema y se termina consiguiendo satisfacer la deuda.

Es muy importante tomar conciencia de la importancia que puede tener la atención de las deudas de una comunidad, ya que, en muchas comunidades las deudas son tan elevadas que se hace muy difícil mantener el buen estado del edificio, e incluso poder disfrutar de las instalaciones comunitarias. 

Por lo tanto, siempre hay que tener muy claras las obligaciones y gravámenes que suponen la compra de un piso, estudiar a largo plazo si se podrá mantener estas y tomar una decisión conforme a una previsión económica y nunca de forma rápida o poco meditada.

Muchas comunidades de vecinos tienen serios problemas incluso de seguridad por propietarios que de forma poco responsable han decidido comprar una vivienda sin prever este tipo de gastos u obligaciones derivadas de la compra de una vivienda.

2 comentarios en “Derramas en la comunidad: ¿Qué pasa si un vecino no paga?”

    • Hola José Hortensi, muy buena pregunta.
      Las deudas con la comunidad, son como cualquier otra deuda. En primer lugar, la persona que no puede pagar podría llegar a un acuerdo con la comunidad para pagar esta deuda en relación a la medida de sus posibilidades (es decir, que se acuerde una pequeña cuota al mes para que pueda pagar). Si esto no fuera posible, se continuaría con la vía judicial y se embargarían sumas de dinero o bienes.

      Gracias por su comentario.

Deja un comentario